martes, 25 de noviembre de 2008

Que duro ha sido


Hoy he terminado el entrenamiento para la maratón de San Sebastian y aunque las ultimas dos semanas no han sido duras (mas bien blanditas) con todo el tema de la contractura del isquio de la pierna derecha y la perdida de algunos días de entrenamiento. Echando la vista atrás desde el 15 de agosto que comence a entrenar he dejado bastantes horas de mi vida, todas las que ocupan aproximadamente 1000 km de entrenamiento. De entrenamientos a deshoras cuando el trabajo y la familia te lo permite, en condiciones climatológicas que cualquiera que te vea piensa que estas para entrar directamente a un sanatorio psiquiátrico y al fin y al cabo para que, y con que objetivo.
A escasos 4 días de la maratón estas hecho un mar de dudas, realmente no sabes si has entrenado bien si te ha faltado algo por hacer, y sobre todo la gran duda de si has hecho lo que debías.
Como decía alguno de los compañeros, este deporte es como una mala novia, haces todo por ella y te da pocas satisfacciones. De hecho la posibilidad de hacer una buena marca en una maratón es remota, nosotros los populares excepto algunos gloriosos casos tenemos un par de días gloriosos de cada diez y cada año que envejecemos la cosa se pone peor y te cuestan mas los entrenamientos, mas las marcas y menos las lesiones.
En fin ya os contare el domingo que es lo que pasa. De todo el entrenamiento me quedo con un dia que me pude escapar del trabajo y estaba entrenando en el retiro a eso del mediodía. Cuando vi a otro de los miembros de mi club de atletismo haciendo series. Somos unos héroes me comento trabaja, escapate del trabajo, vuelve a trabajar y luego ocupate de la familia, las tareas del hogar y los estudios de los niños.
En fin no se cuanto aguantare esta situación por lo pronto ya me he apuntado para ir a Rotterdam.
Si nacieste para martillo del cielo te caen los clavos.

No hay comentarios: